lunes, 21 de diciembre de 2009

El destino está escrito

¡He tenido una revelación! Todo lo que ocurre en Helsinki está predestinado por los dibujos del destino, tal como los llamó yo... aunque algunos otros los llaman storyboards ¡Qué nombre tan ridículo! Aquí puede verse que el destino de Esko, el botones del Hotel Helsinki, estaba marcado. ¡Abajo el determinismo, viva el libre albedrio!

2 comentarios:

  1. uoooh un story de helsinki.. que molon el color del lapiz!!!
    es lo que pasa... que se te queda el pincel mas tieso que la pisha un novio.

    ResponderEliminar